Volver a empezar!

Porque después de las vacaciones, ese desarraigo playero (para los que se puedan dar el lujo de estar en las Maldivas, Miami, etc. o simplemente Benidorm, Gandía, Dénia…) esas cañitas acumuladas en la tripilla, ese flotador que persiste a pesar de no tener mar, esas ganas de seguir bronceándose al sol a pesar de agotar todas las existencias caseras de bronceador de coco o similares (solo falta poner el líquido de la barbacoa, a ver si es más efectivo para tostarse al sol).

Después de todo eso, y de más sensaciones del vivir veraniego, sigue lo que muchos temen y otros agradecen a todos los santos, habidos y por haber, porque es insoportable aguantar a los niños, al marido a los padres bajo un mismo techo más de tres meses de verano! ¡Es insufrible! Pobres madres de familia, las que saben que esto sucede, las que no, aún no lo son.

En fin, volvemos a la rutina. Sí, y lo hacemos por la puerta grande, unos por detrás, como el que no quiere y está obligado. Animarse a reencontrar a la gente del trabajo, amigos, no tan amigos, amiguetes y amiguitos. Al jefe que está de buen humor por volver con casi dos mojitos en el cuerpo aún en vena, a la secre que amablemente te trae el café, solo es hoy no vayas a creer que esto es Ikea -free for your smile my friend-.

Todo viene y todo cambia, hay cosas que no cambian como que te llamen ts colegas de uni y te digan:

– Oye sigues guardando los apuntes de primero de tal asignatura, es que tengo un examen

– ¿Cuándo?

– Mañana!

– ¿Mañana? Vete tomando café que ya voy yo a por los dichosos apuntes!

Cosas típicas de estudiantes que no cambian, o que te tengas que estar recordando los comentarios de texto que hacías en Bachillerato porque , una graciosa y bonita amiga, te pida , con esos ojos de gatito de Shrek, que le ayudes con su examen:

– ¿Cuándo?

– Mañana.

Muy bien, y así sigue y seguirá el mundo estudiantil con sus cosas.

No me quedan palabras que puedan expresar tal cúmulo de emociones y momentos de risas de la vuelta a la rutina, el estrés esos agobios prematuros y la depre-postvacacional de algunos tontos que inventaron el término. ¿Quién tiene depre? Ellos, porque no saben que lo mejor que te pueda pasar en el mundo es eso, volver y no ir atrás como los cangrejos.

Hay que evolucionar amigos. Espero que esta semana y hoy sean un gran día de vuelta a todo: trabajo, amor, salud, amistades, salidas nocturnas (con moderación, no vayamos a creer que es un sueño y despertaremos en la hamaca del hotel 5*).

¡Que te vaya muy bien! ¡Feliz vuelta al mundo normal y civilizadamente ordenado!

http://www.youtube.com/watch?v=0OPzWx2Fxa0

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s