Begoña Mendizábal:“la felicidad sí existe, es cuando la mente se libera de todos los oscurecimientos”

Redacción y Fotografía: Beatriz Torró Terol.

El tercer día de la exposición de Maitreya Loving Kindness Tour (Gira del Amor Bondadoso) y a la venerable Begoña Mendizábal no se le agota la amabilidad y la sonrisa. Comenta que nota algo de cansancio, pero en cuanto observa a las reliquias y a toda la gente que se ha acercado al Centro Cultural Caixa Ontinyent para verlas… es algo increíble. Domingo 13 de diciembre a las 16:36h ha sido el único hueco que hemos podido encontrar para hablar con calma, en un lugar apartado del gentío que visita la exposición de ringsels. Eso sí, después de haber comido una paella vegetariana que nos ha sentado estupendamente para poder seguir con la tarde de trabajo que nos espera.

Y todo empieza así, con un gesto, con una sonrisa. Begoña observa como preparo todo el material, despliego los folios con preguntas y anotaciones y preparo el portátil para captar una a una, todas las palabras que ella me va a contestar, que no son pocas… La calidez del rojo granate y el amarillo azafrán de sus ropajes le otorga más calidez y humanidad, si cabe, a su rostro y a su sonrisa, transparente y humilde. Y empezamos con la entrevista.

Pregunta: ¿Qué significa esta exposición y Buda Maitreya para los budistas?

Begoña Mendizábal: Parece ser que las reliquias hasta ahora, hasta que Lama Zopa, hizo este proyecto, no se veían normalmente. Habitualmente, estaban en relicarios o en stupas -(Es considerado un objeto sagrado, en forma de campana; se emplea para realizar las bendiciones, en cuyo interior se guardan las reliquias). –  Ahora se permite la posibilidad de verlo directamente. De tener esa cercanía con ellas, antes no se podía ver.

Son hechos que proceden de las cremaciones, consideran los maestros, como la muestra de las realizaciones espirituales de la persona que han cremado. Hay un tipo de pista (colores, forma,….) que indica una cosa u otra.

Para los budistas es inspiración, los maestros muestran esto para inspirarnos, para ayudarnos en el camino y demostrar que hay realizaciones.

stupa y reliquias.JPG
Muestra de una Stupa y reliquias de la exposición Maitreya Loving Kindness Tour en su visita a Ontinyent (Valencia, España)

P: ¿Por qué las enseñanzas del Budismos pueden ser aplicables para el día a día de cualquier persona?

B.M.: Las cuatro verdades que enseñó Buda son absolutamente reales de nuestra vida cotidiana. Habló de sufrimiento, es algo que llevamos con nosotros mismos, no hizo hincapié en algo abstracto. Es la vida misma, es algo observable. Hace hincapié en que observes que en tu vida hay sufrimiento, que puedes superarlo y que es algo. Por eso es una filosofía muy del día a día, Y verdaderamente cambiar las cosas que no marchan bien en nuestra vida, desde ya. Y cambiarlo. Todo tiene arreglo, es cuestión de echarle valor, paciencia y tiempo. Me parece que es muy optimista y práctico.

Meditación y budismo
Detalle de personas meditando durante la exposición de la reliquias budistas en Ontinyent (Valencia, España).

P: ¿Cuáles son las reacciones de la gente que ha podido observar después de las meditaciones o de ver las reliquias?

B.M.: Lo que te cuentan o lo que te dicen. Hay todo tipo de experiencias. Muy pocas veces la gente sale impasible y generalmente sale muy contenta. Da igual el estrato social, el país de procedencia o la religión… La gente es sensible a la energía que desprenden las reliquias, energía de amor y compasión y eso se nota.

P: ¿Cuándo y por qué decidió estudiar y aprender en profundidad el Budismo?

B.M.: Hace mucho tiempo…. (Sonríe amablemente,  tras pensar en el lapso de tiempo que ha sucedido desde entonces). Siempre me interesé en la vida espiritual. Fui a yoga, leí mucho, y sobre todo corrientes hinduistas. Un buen día leí un libro sobre el Budismo, Introducción al budismo  escrito por un monje theravada[1]  (corriente budista), de la editorial  Alianza, que me pareció muy interesante. A partir de ahí empecé a leer y a profundizar sobre el budismo. Esta parte del budismo theravada me pareció algo muy fría. Más tarde, conocí y entendí la práctica mayahayana y descubrí que me gustaba más. Y  así llevo aproximadamente unos 30 años o más (vuelve a sonreír de forma sincera y natural).

P: ¿Recuerda con especial cariño algún momento en concreto a lo largo de su trayectoria?

B.M.: Hay muchas… (una sonrisa acompañada de un gesto amable aparece en su rostro, mientras parece intentar recordar alguna anécdota en concreto).

Un día muy especial fue el día que tomé la ordenación, con 24 años, una decisión de tomar en cuerpo y alma la práctica del budismo y dedicarse al Dharma (enseñanzas de Buda).

  • Inevitablemente, al pronunciar esta palabra, desconocida para mí, surge la duda y el querer saber o conocer a lo que se refiere con este término. Begoña indica las bases de las enseñanzas budistas en las que todo aquel que profundiza en ellas, se encuentra con los tres objetos de refugio o joyas del budismo, es decir, las metas u objetivos, que son:

B.M.: El primer objeto de refugio es Buda, esto significa, alcanzar la mente iluminada, el potencial que uno tiene y llegar a lo que uno puede ser. El segundo objeto de refugio, es el Dharma, es decir, las enseñanzas de Buda. Finalmente, está la Shanga, o la comunidad, maestros. Cuando se habla de “shanga”, a secas, se refieren a los monjes ordenados con votos. Y cuando se expresa “shanga shanga” significa los seres realizados.

  • Al despejar la duda, continúa contestando a la pregunta planteada.

B.M.: Hay otros momentos muy especiales.

 

P: ¿Qué le gustaría compartir con los que no han podido asistir a esta exposición?

B.M: Las reliquias han viajado mucho tiempo a  ciertos países, pero las reliquias están. Van a estar en la India. El hecho que un maestro deje reliquias es un ejemplo de que hay un camino que alcanzar y que es posible. Hay reliquias de 2 mil años…. (Begoña lo transmite con cierto asombro cuando lo expresa). Es como una pequeña cadena que nos enlazada desde Buda hasta nuestros maestros, una cadena ininterrumpida de compasión. Aunque no los veas, sientes que están. Y sólo por eso, es una fuente de inspiración.

53
Ven. Begoña Mendizábal bendiciendo a los asistentes de la última exposición europea de la Gira del Amor Bondadoso (Maitreya Loving Kindness Tour).

 

P: ¿En qué consiste, para usted, la felicidad?

B.M.: No sé si alguna vez me he planteado conscientemente conseguir la felicidad. Los maestros dicen que sí la buscamos inconscientemente. La felicidad pura es difícil de encontrar en nuestro mundo;  hablamos de un estado completo y constante, no se conoce, en seres a nuestro nivel. Pero sí existe, es cuando la mente se libera de todos los oscurecimientos, cuando ya no tienes deseos fuerte, ni apegos, entonces sería lo más cercano a lo que se cree que es la felicidad. El apego son ganas de tener algo, no felicidad.

P: ¿Cómo se puede incrementar esa felicidad día a día?

B.M.: Cuando surge un conflicto que nos quita la paz, no la felicidad, no creo que haya tenido un momento de felicidad en toda mi vida, es una cuestión de ego. Topa con lo que tú necesitas, ahí está el conflicto. Generalmente, cuando hay menos deseos fomentados por el ego, menos aferramiento, cuanto menos te centras en ti mismo, generalmente, la mente se va apaciguando;  eso es lo que realmente, podríamos decir que es la felicidad. Una falta de sabiduría completa, no sabemos lo que necesitamos. Queremos una cosa en función de nuestro yo, no siempre es bueno y puede ser perjudicial. Nos aferramos a las personas, a los objetos a las situaciones. En una relación, sea del tipo que sea de amistad, de amor, por  ejemplo: si quieres que una persona sea feliz, quizás lo es más dejándola ir. A mí me parece dificilísimo.

MOMENTOS ESPECIALES

Como es inevitable, cabe decir que con poca gente, sucede que pasamos de una entrevista preparada o previamente estructurada, marcada por el orden de las preguntas, a una conversación sincera y espontánea. La improvisación se abre paso y ambas personas se sienten cómodas charlando, se ha creado una cierta confianza y los temas  van y vienen de forma natural.

Además de la gira en Europa, Begoña ha asistido y ayudado a la organización de la exposición de las reliquias en la gira americana: “He acompañado a la gira americana durante dos años. En esta gira pasaron cosas sorprendentes, gente que no tenía relación con el budismo”.  Expone el caso de una pareja de Argentina: “Había un enemistad muy fuerte, entre familiares, unos 30 años que llevaban sin hablarse. Después de visitar la exposición de las reliquias, esa misma noche, los familiares con los que no se comunicaban, les llamaron.

Al día siguiente, nos llamaron a nosotros (la organización de la exposición) para comunicar que el conflicto se arregló después de visitar las reliquias. De alguna manera se rompió esa barrera que les impedía hablarse, y hubo un primer contacto. Fue muy bonito.”

Añade otros momentos que guarda: “gente que te cuenta las enfermedades que tiene, sus problemas,…. Las reliquias ayudan a soltar esas cargas”.

Su valoración y aprecio por las reliquias es clara y sincera: “Personalmente, siento que están ahí de alguna forma, además del resto físico. Las reliquias se cuentan y hemos comprobado que algunas se multiplican, y crecen. A mí me han saltado teniéndolas en la mano y a otra gente también, en el interior de la stupa al dar las bendiciones.  No sé qué quiere decir, quizás que no están completamente muertos. De alguna manera, llamar la atención para que espabilemos. A todos nos gusta sentirnos acompañados y escuchados. Esto pasa tanto en las reliquias budistas como de otras religiones, de hecho, pasan cosas con las reliquias cristianas”.

BÚSQUEDA DE LA ESPIRITUALIDAD

Le pregunto si ha observado una variación desde hace unos años hasta ahora sobre si hay más gente que busca algo, o intenta indagar en temas espirituales. A lo que contesta que siempre ha habido gente que ha hecho un cambio radical de vida y que eso muchas veces significa que en nuestro interior estamos buscando algo más:

“Al empezar esa búsqueda lo que se pone de manifiesto son tus carencias. La enseñanza (budista y cristiana) pone de manifiesto tu verdadera realizad, que no eres tan estupendo como creías. Es un punto de partida bueno, te obliga a ser honesto. Eso está muy bien. Tampoco mirarte con desprecio. Los maestros vienen aquí a eso, a animarnos. Cuando ves esto, ves que son gente normal que han tenido malísimos rollos y los han solventado y tú también puedes; desde la honestidad. Creo que ayuda mucho a mejorar y darse cuenta de las estupideces que se han dicho a lo largo de la vida. Uno está más calmado y tranquilo consigo mismo,  no se quiere impresionar vaya”  (risa honesta).

POR QUÉ LOS COLORES DE SU VESTIMENTA

Inevitablemente, la duda más aparente es la de querer conocer el motivo de su vestimenta, el por qué llevan los monjes y monjas ese hábito tan característico y colorido; quizás el más destacado con respecto a otras religiones. De nuevo con mucha amabilidad responde a esta cuestión:

“El color del nuestro hábito original es el amarillo, el azafrán. Los primeros ropajes de buda y sus discípulos, eran trozos de telas que iban encontrando. Posiblemente lo tintarían en ese color amarillo para dar igualdad. Los tintes más baratos de la época eran esos.

Buda fue renunciante durante 7 años, era un Shadu[2]. Estuvo a punto de morir por inanición. Tanto Buda como sus primeros discípulos, de los retales y pedazos que encontraban los iban cosiendo y se cubrían. El hábito inicial era una falda y el zen”.  (lo explica acompañando su mano derecha junto a la tela o manto granate que cubre su hombro izquierdo).

90
Detalle de la colorida vestimenta de los monjes y monjas budistas, tonalidades granate y azafrán.

Un rato agradable en el que hemos podido charlar de entre estos, de muchos otros temas, incluso de la más reciente actualidad. Y que sin duda nunca olvidaré la proximidad humana y la lección de humildad, tolerancia y respeto que me acaba de enseñar esta mujer. Poder entrevistar a Begoña Mendizábal, ha hecho que me aproxime más al lado humano de la sociedad. Su palabras han sido directas, simultáneas a mis preguntas, y, fundamentalmente, concisas; algo que, verdaderamente, se agradece mucho hoy en día. En ningún momento ha tratado de intentar convencerme de ninguna de sus creencias y se ha dirigido hacia mí con respeto y paciencia, ante mi ignorancia sobre el budismo.

Tras hacer el seguimiento de esta exposición me llevo muy buenos momentos y, ciertamente, cada vez me da la sensación, que allí se creó un vínculo especial con mucha gente, tanto asistentes, visitantes esporádicos que entraban sin saber qué iban a ver, gente a la que pude entrevistar, procedente de otras ciudades españolas y países europeos…. Lo que más me llamó la atención fue la conciencia grupal de silencio y paz. Una paz que se respiraba en el ambiente, una comprensión que sobrepasada los sentidos. Y todo eso acompañado de los colores vibrantes que acompañaban a las reliquias, haciendo más alegre la visita.

Tanto los miembros del Centro Budista Tekchen Chöeling, colaboradores como el público mostraba una calidez humana extraordinaria y eso es algo que nunca he observado en ningún otro evento. Me quedo con eso, con los gestos amables, con las risas, con la amabilidad y sonrisa natural, con el aire que se respiraba en ese ambiente único y apacible.

————————————————————-

[1] Corriente de Budismo Theravada procede de la escuela budista therayana: primer budismo originario de la zona de Ceylan, escuela Mahayana. El resto de corrientes budistas derivan de esta (según explica Begoña Mendizábal).

 

[2]  Shadus: hombres que van de caminantes por la India, desnudos o con poca vestimenta; realizan grandes penitencias y ascetas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s