“La escuela española tiene que cambiar, tiene que despertarse”, explica José Antonio Marina

El magisterio, según José Antonio Marina: “debe ser una profesión de élite. Y cada vez va a ser más exigente”. El autor del Libro Blanco sobre la Profesión docente ha  propuesto a los partidos un Pacto de Estado, en cuestión de educación, en un año.

Beatriz Torró Terol – Publicado el 11/11/2015 para Descubriendo.me

José Antonio Marina, filósofo, pedagogo, escritor, catedrático de Bachillerato, Director de la Universidad de Padres on line,  (www.universidaddepadres.es) y del Centro de Estudios sobre Innovación y Dinámicas Educativas (CEIDE), tiene una tarea que le posiciona ahora mismo en el punto de mira. La redacción del Libro Blanco sobre la Profesión Docente ha generado una repercusión mediática inevitable. Marina es uno de los pensadores más notables de la actualidad, ha llevado a cabo investigaciones sobre la inteligencia, estudios relacionados con la fenomenología, la psicología genética, la neurología y la lingüística.

Así lo explica en el artículo que él mismo escribió en El Confidencial,  la publicación del libro está prevista a finales de Noviembre, “para que intervenga en el debate educativo de la campaña electoral. Un libro blanco es un documento que de un modo riguroso trata un problema y plantea soluciones para ayudar a la toma de decisiones. Puede ser gubernamental o producido por alguna institución. (…)es una propuesta inicial, para ser debatida, completada, desechada o aceptada”.

El que fuera el autor de los libros de texto de Educación para la Ciudadanía quiere detallar en un diario la elaboración del documento, paso a paso.  También explica un segundo objetivo de su nuevo proyecto que ya va tomando forma, “pedir la colaboración de todo el mundo. Dada la urgencia del tema lo he hecho a través de los medios de comunicación y de las redes sociales. Está, pues, abierto a recibir sugerencias, documentación, y todo tipo de información que parezca relevante”.

Recientemente, su aparición en medios es noticia por el encargo que le ha pedido el ministro de Cultura, Educación y Deportes, Íñigo Méndez de Vigo. ¿Cómo surgió la idea de escribir este libro? ¿Por qué cree que el Ministro pensó en usted?

Antes del verano escribí en mi sección de El Confidencial, una “Carta abierta al nuevo ministro”, en el que le decía que la ley Wert me parecía mala, y sobre todo que caía en el mismo error que todos los anteriores: pensar que la escuela puede cambiarse desde el BOE. Los únicos que pueden llevar el cambio al aula son los docentes, con ayuda de las familias. El Estado lo que debe hacer es proporcionar el marco financiero y legal adecuado, y ayudar, formar, premiar, supervisar, estimular, a los docentes y también a las familias (por ejemplo, con ayudas para las familias en riesgo de exclusión educativa). A la mañana siguiente, me llamó el ministro para decirme que estaba de acuerdo y que quería hablar conmigo. Yo me iba de vacaciones y quedamos en vernos a principios de octubre. En la conversación, me pregunto si quería hacer un Libro blanco sobre la profesión docente, y eso fue todo. Sólo me preguntó la fecha de entrega. El ministro se va a enterar de su contenido al mismo tiempo que todo el mundo.

¿Cuál es el principal objetivo que pretende mostrar en el Libro Blanco de la Profesión Docente?

Reconocer, como dicen todos los estudios nacionales e internacionales, que un sistema docente de calidad es imprescindible para  tener una escuela de calidad. La escuela española tiene que cambiar, tiene que despertarse porque tiene me mejorar su desempeño y porque el mundo está cambiando muy rápidamente. Para ello, los docentes tienen que cambiar. No se trata de cambiar a unos docentes por otros. EL cambio deben hacerlo los que están en este momento en la escuela. Por eso hay que darles facilidades para ponerse al día.

Hay muchos más temas. La formación del profesorado que en España ha sido siempre mala o inexistente. Intentar atraer a la docencia a una parte de los mejores expedientes, y a los que puedan no tenerlos pero demuestren vocación, capacidad y compromiso extraordinarios. Diseñar una carrera profesional atractiva, clara, prestigiada y con posibilidad de ascensos. Y también, pero no únicamente, dar incentivos económicos a quienes lo hagan mejor.

¿Le preocupa que el debate se extienda sólo al plano político? (por la proximidad a las elecciones)

Sí. Incluso miembros de mi equipo me pidieron que rechazara la oferta. Pero preferí arriesgarme y aprovechar la ocasión. Afortunadamente, estoy contando con la ayuda de los medios de comunicación para dejar clara mi independencia.

¿Está contando con la opinión y /o participación del resto de grupos parlamentarios en la elaboración del libro?

No. Este libro está fuera de la política. Quiero que esté hecho desde la escuela. Está abierto a todo el mundo a través de www.libroblanco.joseantoniomarina.net. Los partidos, sindicatos, organizaciones de padres o de profesionales pueden mandarme sus aportaciones, pero también maestros, profesores, madres, padres, inspectores, alumnos. Creo que por primera vez estamos haciendo un libro blanco on line.

¿Cree que es posible llegar a un acuerdo en materia educativa, independientemente del partido político que ejerza el poder, sin cambios legislativos por cada gobierno?

Creo que es necesario. Por eso, he propuesto –fuera ya del libro blanco- que los partidos, antes de las elecciones, se comprometan a conseguir un Pacto de Estado en el plazo de un año, y que a partir de él se elabore una ley educativa de consenso que dure ¡ojalá! Veinte años.

¿Cuál es la principal necesidad del sistema educativo español en la actualidad?

Por parte del Estado, la financiación necesaria y una buena gestión. Por parte de los profesores, reconocimiento y formación. Tienen también que aprender a colaborar con otros docentes, porque el Centro educativo es el gran agente educador. Y también hace falta mejorar la colaboración entre centros educativos, familias, servicios sociales y municipales.

¿Cómo cree que se podría dar solución a ello?

En Despertad al diplodocus he mantenido que podemos tener un sistema educativo excelente en el plazo de cinco años, teniendo el mismo presupuesto que teníamos antes de la crisis: el 5% del PIB.

A grandes rasgos, la idea que usted plantea es que los mejores profesores integren el sistema educativo ¿Cómo se puede conseguir?

Prestigiando la docencia, diseñando una carrera profesional atractiva, premiando a los mejores, dando a conocer sus logros. Este libro, que muchos han considerado un ataque a la profesión, está movido por el afán de prestigiarla. Soy catedrático de Bachillerato y este libro va a hacerse desde el aula, no desde la Universidad, ni desde los despachos del ministerio. Los docentes debemos decir a la sociedad que puede confiar en nosotros, que somos los primeros en reconocer nuestras carencias, y que estamos dispuestos a eliminarlas. Estoy seguro de que la sociedad comprenderá este esfuerzo.

¿Cree que la motivación, inexistente en algunos profesores, es el principal motor de la implicación del alumnado?

Sin duda, un buen profesor tiene que sentir pasión por lo que hace, porque esa pasión se contagia al alumno. Pero la vocación debe ser apoyada, de lo contrario puede desaparecer. Las encuestas nos dicen que casi todos los docentes comienzan con mucho ánimo, y empiezan a desanimarse a los tres años.

¿Qué le diría a todos los jóvenes que preparan sus oposiciones de magisterio?

Que hemos entrado en la “era del aprendizaje”. Que el magisterio no es una salida fácil, sino que debe ser una profesión de élite. Y que cada vez va a ser más exigente.

Todos recordamos a algunos profesores, ¿recuerda a alguno en especial? ¿Por qué?

EL director del colegio donde estudié, Matías Martin Sanabria. Era un genio pedagógico.

Se encuentra en el proceso de escritura, en su web muestra su disposición a escuchar las propuestas de la gente. ¿Ha recibido mucha ayuda ciudadana?

Muchísima. A veces estamos desbordados.

Además del libro, ha realizado varias investigaciones. ¿Cree que el tiempo para redactarlo ha sido algo precipitado? ¿Seguirá indagando en la materia educativa para encontrar mejoras?

Llevo mucho tiempo estudiando estos asuntos. La publicación de Despertad al diplodocus ha coincidido con el encargo. Además desde hace nueve años dirijo la Universidad de Padres on line,  (www.universidaddepadres.es) que intenta ayudar a los padres y madres a educar a sus hijos, y el Centro de Estudios sobre Innovación y Dinámicas Educativas (CEIDE).

Respecto del tiempo, sin duda hubiera sido mejor poderle dedicar más. Pero creo que si queremos despertar al diplodocus debemos actuar deprisa. En España todo se cronifica. Llevamos decenios hablando de mejorar la escuela, de elaborar un estatuto docente, de tener una formación profesional de prestigio, de luchar contra el abandono escolar. ¡Ya está bien de hablar! ¡Vamos a ponernos a trabajar! Así que me parece bien demostrar que en algo menos de dos meses se realice un buen trabajo. Por la misma razón he propuesto a los partidos un Pacto de Estado en un año. Si lo dejamos a su arbitrio lo tendremos el siglo que viene. En fin, como ves, me considero un activista educativo.

 

 

 

Anuncios

Un comentario sobre ““La escuela española tiene que cambiar, tiene que despertarse”, explica José Antonio Marina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s